C/Jose Pardo, 25
27370 Rabade (Lugo)

Pazo de San Isidro; maravilloso Pazo con raíces del Siglo XII. 1322.

ID: 1322

7.2618 ha

1.300.000

Pazo de San Isidro Mondoñedo

Este Pazo se remonta al siglo XII, cuando contaba con una torre de vigilancia defendible que aún se mantiene en pie y cuya función era servir de punta de lanza contra las tropas que se adentraban en Mondoñedo desde esa dirección. La torre de vigilancia sigue formando parte del Pazo y otras partes fueron añadidas en el siglo XV. Más tarde, en el siglo XVI, se construyó la capilla. Más o menos al mismo tiempo se construyó el convento que estaba adosado a la parte trasera de la fortaleza. Más tarde el convento fue llevado a Mondoñedo piedra a piedra y reconstruido dentro de las murallas por seguridad, después de haber sido asaltado por bandidos.

La fortaleza se construyó en un terreno que originalmente era un castro celta, más tarde los romanos instalaron allí un castro y finalmente la familia noble hizo allí el Pazo, Es único dentro de Galicia ya que todavía tiene una calzada romana por la que se movían muchas mercancías (como todas las calzadas romanas) ya que eran la mejor forma de tránsito

Descripción

Pazo de San Isidro Mondoñedo

Este Pazo se remonta al siglo XII, cuando contaba con una torre de vigilancia defendible que aún se mantiene en pie y cuya función era servir de punta de lanza contra las tropas que se adentraban en Mondoñedo desde esa dirección. La torre de vigilancia sigue formando parte del Pazo y otras partes fueron añadidas en el siglo XV. Más tarde, en el siglo XVI, se construyó la capilla. Más o menos al mismo tiempo se construyó el convento que estaba adosado a la parte trasera de la fortaleza. Más tarde el convento fue llevado a Mondoñedo piedra a piedra y reconstruido dentro de las murallas por seguridad, después de haber sido asaltado por bandidos.

La fortaleza se construyó en un terreno que originalmente era un castro celta, más tarde los romanos instalaron allí un castro y finalmente la familia noble hizo allí el Pazo, Es único dentro de Galicia ya que todavía tiene una calzada romana por la que se movían muchas mercancías (como todas las calzadas romanas) ya que eran la mejor forma de tránsito. Los propietarios del Pazo quisieron que el tránsito continuase e hicieron que la calzada pasase por un túnel que construyeron entre el Pazo y la capilla. Este túnel es utilizado hoy en día por todos los peregrinos que pasan por Mondoñedo.

Este Pazo es muy grande y ha pasado por muchas guerras, pero su estado general es excelente. En la parte posterior del Pazo hay un gran patio amurallado donde se encontraba el convento.

La fachada del Pazo es de aproximadamente 55 metros y la profundidad media es de 16 metros, esto da un total una vez restaurado de más de 800m2.

La capilla en sí tiene 90m2 y es muy alta con tres entradas dos para los nobles y una para los pobres de la zona. Tiene un balcón donde las damas comulgaban separadas de los hombres.

Dentro del Patio hay dos edificios que eran las dependencias de la servidumbre uno de los cuales era una enorme chimenea donde la gente se sentaba dentro de ella (la lareira). Era la cocina y el comedor y el otro era el alojamiento para vivir y dormir a dos pisos de altura, en total 290 m2 útiles y todavía en excelentes condiciones.

El edificio principal consta de una serie de mazmorras y zonas donde se guardaba el ganado durante la noche, bodegas y graneros para mantener el forraje seco, en la planta baja. Una buena parte de ésta ha sido restaurada.

La planta intermedia consta de una serie de salas interconectadas, algunas tremendamente largas, de más de 20 metros, todas en excelente estado. En este momento.

Contienen un inmenso número de antigüedades muy valiosas, la mayoría de las cuales se incluirían en la venta.

La planta superior contiene dormitorios que también están en buen estado. Todo el Pazo tiene ventanas nuevas de doble acristalamiento,

Una de las características más notables del Pazo es el escudo de armas de la nobleza. Se diferencia de la mayoría por ser incluso más grande que los de la catedral. Tiene rasgos que demuestran que durante 16 generaciones no hubo bastardos en la familia e incluso una cara en la parte inferior de una cara de diablo celta como una completa afrenta a la iglesia. Algo muy extraño en la Edad Media, teniendo en cuenta que el Pazo se construyó en parte para proteger la Catedral.

Mondoñedo tiene una larga y variada historia. Fue una zona ocupada por los Celtas, luego con una inmigración desde Bretania que continuó durante el Reinado de los Suevos. Después fue ocupada por el Reino de los Visigodos de Toledo. Más tarde, todos estos pueblos unieron sus lenguas y se convirtieron a la religión cristiana.

Se menciona por primera vez en 1112 cuando se trasladó la sede episcopal y en 1156 obtuvo el título de Ciudad. Mondoñedo ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es una ciudad de gran belleza. Está a sólo 20 km de la costa norte.

 

(Impuestos no incluidos. Publicación con fines informativos, no vinculantes o contractuales. Puede contener errores o estar sujeto a variaciones.)

Venta en exclusiva a través de Galician Country Homes

 

Información adicional

Baños

3 baños, 4 baños

Dormitorios

5 dormitorios

Estado de conservación

Para restaurar

Localización

Cercano a la costa

Edificios externos

Garaje, Horno de piedra, pajar y cuadras, Bodega, Cocina lareira, Trastero

Parcela

Parcela más de 10.000 m2

Plantas

3 plantas

Salas / salones

Mas de 4 salas/salones/comedores

Tipo de propiedad

Caserío, Castillo, Pazo

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Pazo de San Isidro; maravilloso Pazo con raíces del Siglo XII. 1322.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *