Rosa Costoya: «Damos vida a la Galicia vacía»