C/Jose Pardo, 25
27370 Rabade (Lugo)

Molino de piedra con 3,7 ha de terreno

ID: 1190

3.7 ha

445.000

Un molino de piedra para moler trigo. Y generar electricidad. Con serrería y fábrica de zuecos de madera. En Vilasantar, A Coruña, en el año 1894, comienza a construirse lo que hoy podría ser una auténtica pieza de arqueología industrial. Y una vivienda excepcional. En sus 250 m2 de superficie, encontramos estos elementos de su actividad histórica perfectamente conservados. Y también un maravilloso espacio, rehabilitado y mantenido con buen gusto, adaptable a las necesidades de sus propietarios en cuanto a distribución y detalles. Todo rodeado de naturaleza, agua y paz. Construido por el bisabuelo del propietario actual, este edifico tuvo varios proyectos que aún hoy se conservan. El hecho de no haber cambiado de manos en más de un siglo, es una garantía de calidad y cuidado. La vivienda fue primero un edificio industrial, como ya hemos visto y posteriormente se reconvirtió en vivienda. De hecho, en su gran salón se observa la tolva del molino originario, con su maquinaria intacta. Y también la turbina generadora de electricidad. Sus 37.000 m2 de terreno, siempre fueron una sola finca. Hoy están divididos en dos por una estrecha carretera muy poco transitada. Contiene esta finca, además del molino de piedra, una caseta de piedra utilizada como leñera, de 27 m2. Pero la joya de este terreno es el estanque que forman las aguas del Río Cabalar en la presa del molino: una lámina de agua de unos 700 m2 de superficie, con un fondo arenoso. Una piscina fluvial a pie de casa.

Descripción

Mucho más que un molino de piedra

Un molino para moler trigo. Y generar electricidad. Con serrería y fábrica de zuecos de madera.

En Vilasantar, A Coruña, en el año 1894, comienza a construirse lo que hoy podría ser una auténtica pieza de arqueología industrial. Y una vivienda excepcional. En sus 250 m2 de superficie, encontramos estos elementos de su actividad histórica perfectamente conservados. Y también un maravilloso espacio, rehabilitado y mantenido con buen gusto, adaptable a las necesidades de sus propietarios en cuanto a distribución y detalles. Todo rodeado de naturaleza, agua y paz.

Un molino de piedra. Una casa con mucha vida, dispuesta a empezar de cero.

250 m2 de superficie con todas las posibilidades esperando.

Construido por el bisabuelo del propietario actual, este edifico tuvo varios proyectos que aún hoy se conservan. El hecho de no haber cambiado de manos en más de un siglo, es una garantía de calidad y cuidado. La vivienda fue primero un edificio industrial, como ya hemos visto y posteriormente se reconvirtió en vivienda. De hecho, en su gran salón se observa la tolva del molino originario, con su maquinaria intacta. Y también la turbina generadora de electricidad.

En planta baja, encontramos el salón mencionado, con su amplia chimenea a la que se ha acoplado un ingenioso sistema de calefacción. Tiene varios ambientes muy luminosos. También está la cocina, combinando elementos antiguos y modernos. Además, en esta planta, se encuentra la antigua serrería, hoy convertida en un original comedor, de cuyo techo cuelga una barca antigua de madera, batuxo en gallego. Hay también un cuarto de baño con ducha. Actualmente es el único de la casa, pero están hechas las obras de preparación para instalar otro en la planta superior.

En la primera planta, después de pasar por una salita abierta en el rellano de escalera, descubrimos dos dormitorios. Uno con cama de matrimonio con dosel. Y otro muy grande con tres camas y bastante mobiliario; tabicado a gusto de los nuevos propietarios, podrían obtenerse más habitaciones.

En la tercera planta hay un tercer dormitorio doble, con dos camas con dosel. El mobiliario de todos estos espacios, en gran parte original de la época de construcción o al menos con 100 años de antigüedad, encaja perfectamente con el estilo de la vivienda y se incluiría en el precio de venta, salvo algunos objetos personales.

 

Una propiedad llena de sorpresas únicas

¿Quién tiene en su salón un objeto que recibió la Medalla de Oro en la Exposición Universal de Bruselas de 1910, como gran innovación del momento, y todavía se conserva funcionando en perfecto estado…? De hecho, podría producir electricidad eventualmente. O puede comer en una sala que fue la serrería de donde salía lo que mantuvo en pie la ganadería y la agricultura gallega durante siglos: los zuecos de madera. Y con gran parte de la herramienta original conservada celosamente. Un molino como este era mucho más que una instalación industrial o agrícola. Era un punto de reunión social, donde los vecinos intercambiaban experiencias mientras el grano caía en la tolva que hoy puede verse, intacta, en el salón de esta casa. Un sitio vivo, mucho más que un simple molino de piedra.

 

La vivienda está lista para que los nuevos propietarios adapten algunos detalles a su gusto. Parte de la instalación eléctrica y la fontanería podrían rematarse a la medida. No obstante, hoy por hoy, la calefacción funciona perfectamente, con varios sistemas. Alguno reutilizando el calor de la gran chimenea para difundirlo por toda la casa. También dispone de un horno tradicional de pan.

 

Sus 37.000 m2 de terreno, siempre fueron una sola finca. Hoy están divididos en dos por una estrecha carretera muy poco transitada. Contiene esta finca, además del molino de piedra y madera, una caseta de piedra utilizada como leñera, de 27 m2. Pero la joya de este terreno es el estanque que forman las aguas del Río Cabalar en la presa del molino: una lámina de agua de unos 700 m2 de superficie, con un fondo arenoso. Una piscina fluvial a pie de casa.

 

Relax, todo está cerca

Vivir en tranquilidad, pero no aislados. Vilasantar tiene una población de más de 1.200 habitantes, y ofrece una variedad de servicios suficiente para cubrir muchas necesidades. Su centro de Salud se encuentra a 1.500 metros de la propiedad.

A Betanzos, capital de la comarca, hay 28 km. Y allí está la costa, en la Ría de Ares-Betanzos, con playas tan maravillosas como la de Miño. A menos de 50 km nos espera A Coruña y su aeropuerto internacional. Y Santiago de Compostela se sitúa a la misma distancia aproximadamente.

(Impuestos no incluidos. Publicación con fines informativos, no vinculantes o contractuales. Puede contener errores o estar sujeto a variaciones.)

Información adicional

Baños

1 baño

Dormitorios

3 dormitorios

Estado de conservación

Restauración opcional

Localización

Interior

Edificios externos

Trastero

Parcela

Parcela más de 10.000 m2

Plantas

3 plantas

Salas / salones

3 salones/salas/comedores

Tipo de propiedad

Molino

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Molino de piedra con 3,7 ha de terreno”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *